Primo de Caro Quintero se declara culpable por narcotráfico y lavado de dinero

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En San Diego, California, Sajid Emilio Quintero Navidad, alias “El Cadete”, primo del capo mexicano Rafael Caro Quintero, se declaró culpable por cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

Detenido en octubre de 2017 en la garita de San Ysidro, el primo del narcotraficante aceptó su responsabilidad como líder de una organización delictiva en México, en la que coordinaba el transporte y distribución hacia Estados Unidos de grandes cantidades de sustancias como cocaína y heroína.

En la audiencia de hoy ante la juez de distrito Cathy Ann Bencivengo, “El Cadete” reconoció haber lavado miles de dólares que representaban las ganancias obtenidas por el tráfico de drogas de México hacia Estados Unidos.

“La declaración de culpabilidad de Quintero Navidad manda un mensaje claro hacia otros capos de la droga que operan en México”, señaló en un comunicado Adam Braverman, fiscal federal del distrito sur de California.

Añadió: “No hay espacio para que huyan, ya que nuestro equipo federal trabajará incansablemente para encontrarlos y que enfrenten la justicia en nuestras cortes”.

Steve Woodland, agente especial de la Agencia Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) en San Diego, coincidió en que la sentencia de Quintero hace saber a otros integrantes de cárteles mexicanos que correrán con la misma suerte.

“Este es un gran golpe para esta organización internacional de tráfico de drogas y la DEA continuará investigando a sus miembros”, comentó el agente.

Quintero Navidad, de 36 años, también es “socio” de uno de los líderes del Cártel del Pacífico, Ismael “El Mayo” Zambada, y se le describe como uno de los traficantes mexicanos de mayor rango en ser arrestado en Estados Unidos.

En 2014 fue fichado por la Oficina de Control y Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro como un importante traficante que coordinó el transporte de toneladas de cocaína desde Sudamérica hacia México, y luego a Estados Unidos.

El acusado escuchará su sentencia el próximo 20 de abril en la corte federal de San Diego.

“El Cadete” enfrenta tres cargos criminales, por los cuales podría recibir una condena mínima de diez años en prisión.

Su primo, Rafael Caro Quintero, continúa prófugo de la justicia y se ofrece una millonaria recompensa para quien brinde información que lleve a su captura.

(Con información de la agencia EFE)