Policía Naval y SSP abaten a cuatro sicarios que abrieron fuego en templo de Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- El Grupo de Coordinación Veracruz abatió a cuatro sicarios que un día antes agredieron a cinco sujetos dentro de un templo religioso en el municipio de Acayucan, al sur de la entidad.

Hoy por la tarde, elementos de la Policía Naval y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) localizaron a los sujetos que el lunes 15, a bordo de dos vehículos, realizaron detonaciones hacia el interior de un templo en el municipio de Acayucan, hiriendo a cinco personas y sin víctimas mortales.

El Grupo de Coordinación Veracruz logró la identificación de los vehículos en que se desplazaba el comando, marcándole el alto para su detención, sin embargo, los sicarios que iban a bordo de un vehículo Altima abrieron fuego e intentaron darse a la fuga.

“En la persecución agredieron a balazos a los elementos policiacos, quienes repelieron el ataque, abatiendo a cuatro delincuentes. Los hechos se registraron sobre la carretera Costera del Golfo, a la altura de la comunidad de San Manuel, en Acayucan”, indicó en un comunicado el gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Apenas hoy en la mañana el gobernador reiteró que no habrá “complicidad” ni “complacencia” con las distintas células de la delincuencia organizada que operan en la entidad.

“La instrucción a las corporaciones de seguridad es ser implacables contra los delincuentes”, expresó.

En Xalapa, capital de Veracruz que también ha sido sacudida por la violencia tras la ejecución de diez personas el sábado pasado, fuerzas federales y de la SSP instalaron ocho retenes en los principales accesos de la ciudad para revisar vehículos sospechosos e inhibir a los delincuentes.

Además, en las colonias populares de la ciudad y en municipios circunvecinos se han montado operativos aéreos y terrestres.

El domingo anterior, el gobernador señaló que el secretario de Seguridad Pública (SSP), Jaime Téllez Marie, continúa firme en el cargo.

El arranque del 2018 significó una crisis en materia de seguridad para el gobierno de Veracruz, luego de que en los primeros 12 días del año una docena de cabezas con cuerpos desmembrados fue dejada en vehículos abandonados. Estos homicidios fueron atribuidos al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El sábado por la noche, la célula delincuencial Z-35 reapareció en la capital del estado dejando nueve cuerpos desmembrados en el interior de una mini van en el fraccionamiento residencial de El Tejar, en la capital del estado.

En otros municipios de la entidad, una veintena de personas –la mayoría del sexo masculino– fueron ejecutadas con violencia.

En Veracruz, el dolor de cabeza de Yunes en sus primeros trece meses de gestión ha sido la seguridad –rubro que en campaña el propio mandatario prometió apaciguar en medio año–, pues estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) marcan que se han cometido 2 mil 414 ejecuciones y 178 secuestros.

Pese a ello, Yunes ha sostenido que en 70% de los homicidios dolosos se trata de sicarios del crimen organizado y “trabajadores” de la delincuencia.

Esta plataforma de la Secretaría de Gobernación (Segob) también da cuenta de 20 mil 787 robos; de éstos, destacan 2 mil 708 con violencia de vehículos, y 247 con violencia a casa habitación en el periodo que va de diciembre de 2016 a noviembre pasado, sin contar aquellas víctimas que optan por no poner denuncia por amenazas o por desconfianza en las autoridades.