“El Cochi” operó al Cártel de Tláhuac desde Nuevo León, donde fue detenido: CNS

MONTERREY, NL. (apro).- En un operativo simultáneo efectuado entre Ciudad de México y Nuevo León, agentes federales arrestaron a integrantes del llamado Cártel de Tláhuac, entre los que se encontraba su nuevo líder, sucesor del abatido líder del grupo criminal, Felipe de Jesús Pérez, El Ojos, informó el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

En el operativo dado a conocer esta tarde, fueron aprehendidos Uriel Isaac “N” El Cochi, Rubén “N”, padre, y Rubén “N”, hijo, en cumplimiento de órdenes de cateo emprendidas en las dos entidades por elementos de la Unidad contra Narcomenudeo de la Procuraduría General de la República (PGR), junto con soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y efectivos de la división de Investigación de la Policía Federal (PF).

Al momento de su detención, se les encontró en posesión de droga, armas y dinero en efectivo, explicó Sales, en conferencia que ofreció en la capital del país.

El funcionario precisó que Uriel Isaac fue arrestado en Monterrey y a él se le atribuye la coordinación de actividades de narcomenudeo y extorsión de “un grupo delictivo en operación en la delegación Tláhuac”, en la Ciudad de México.

Agregó que, tras el fallecimiento de El Ojos, anterior jefe de la organización, El Cochi ascendió como jefe y se desplazaba entre la capital del país y esta entidad del norte de México.

Desde Nuevo León, donde fue capturado, giraba instrucciones y operaba sin ser detectado, dijo Sales Heredia, quien señaló que al momento de la captura, el ahora jefe de la organización estaba en posesión de medio kilogramo de droga sintética conocida como “crystal”.

Al mismo tiempo, las fuerzas federales organizaron un operativo de cateo en las delegaciones Venustiano Carranza e Iztacalco. En esta última fueron capturados los dos Rubén -padre e hijo-, quienes en el interior del inmueble donde se refugiaban tenían 12 armas cortas de diversos calibres, así como más de un kilogramo de cocaína y diverso numerario de moneda nacional.

El comisionado Nacional de Seguridad aseguró que, al detener a los presuntos delincuentes, las autoridades les leyeron sus derechos y les respetarán sus garantías individuales mientras son trasladados y puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación, en cada una de las entidades referidas.

Los inmuebles donde se encontraban los hoy imputados fueron resguardados por la autoridad ministerial.

“En nombre del gobierno de la República y de las instituciones que integran el Gabinete de Seguridad, ratificamos el compromiso de mantener y fortalecer los principios planteados en la política pública de seguridad y procuración de justicia que permitan recuperar la paz y la tranquilidad de todos los mexicanos”, concluyó Renato Sales.