Generales de Durango denuncia presiones de la LMB para que se venda el equipo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La directiva del club Generales de Durango dio a conocer que sus propios socios en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) están presionando para que su dueño, Virgilio Ruiz, venda el equipo con el argumento de que carece de solvencia económica para enfrentar los dos torneos de 2018.

A través de un comunicado, el equipo denunció que la LMB impuso “medidas arbitrarias” tales como obligar a Ruiz a vender Generales de Durango en un tiempo, precio y condiciones con las que no está de acuerdo y congeló el roster de jugadores del cual ya no pueden disponer, “acciones unilaterales que violentan nuestros derechos como socios activos y al corriente de nuestras obligaciones estatutarias”.

La directiva del club informó que desea conciliar con sus socios para que este conflicto no escale al ámbito judicial y confió en que la LMB, el Consejo Directivo y la presidencia de la Liga, que encabeza Javier Salinas reconsidere su postura.

“En el caso de que no se pueda mediar este conflicto, ante el escenario de no poder tener un acercamiento para dialogar con los funcionarios de la LMB correspondientes, estaremos instruyendo a nuestros abogados para que en la medida de lo posible se inicien las gestiones tendientes a combatir las determinaciones unilaterales e infundadas que la Asociación de Equipos Profesionales de Beisbol de la Liga Mexicana A.C (LMB) está tratando de imponernos, al pretender forzarnos a entregar la administración del Club de Beisbol Generales de Durango e intentar coartar nuestros derechos territoriales y del libre manejo del roster de jugadores como indebidamente a la fecha está haciendo”, dice el comunicado.

En su primera campaña en la LMB, este 2017, Durango atravesó conflictos financieros que derivaron en adeudos a los peloteros a quienes se les pagó con retrasos considerables, asimismo, el estadio Francisco Villa no estuvo a tiempo para arrancar la temporada y al equipo se le dio una prórroga para jugar como local.

Sobre este punto, la directiva señaló que está en pláticas con el gobierno del Estado de Durango para obtener el comodato del estadio y que el proyecto del equipo no tiene como finalidad obtener un lucro, sino promover el deporte.

“En cuanto al tema de solvencia económica estamos analizando la viabilidad de continuar ejerciendo el liderazgo total/parcial de nuestro club; ponderación que determinaremos cuando así lo estimemos conveniente, haciéndolo bajo nuestros propios términos y condiciones, en ejercicio pleno de nuestro derecho de autodeterminación que detentamos y no bajo la presión que quiere ejercer sobre nosotros dicha asociación civil (LMB)”.

En la última asamblea de la LMB se anunció que Virgilio Ruiz aceptó vender el equipo a más tardar a principios de diciembre, esto luego de que se había informado que Durango se tomaría un año sabático y no participaría en las campañas de 2018.