Femexfut abre investigación de oficio contra Paco Jémez por seña obscena

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Disciplinaria de la Femexfut abrió una investigación de oficio en contra del entrenador de Cruz Azul, Paco Jémez, después de la seña obscena que realizó en el Estadio Azul al finalizar el juego entre Cruz Azul y Toluca, el sábado pasado.

A través de un comunicado, la Comisión Disciplinaria precisó que se efectuará un procedimiento en contra del entrenador español que cumple su segunda temporada en la Liga Mx.

 La Comisión informó que el propio órgano tomará la decisión en las siguientes horas.

Por la mañana, el entrenador de Cruz Azul aclaró que su reacción fue en respuesta a una persona que insultó y amenazó a sus dos hijas. “Es totalmente falso que el gesto fuese dirigido a la afición de Cruz Azul o a un sector de ella”, buscó justificar el español.

En su deslinde, Jémez agregó que, desde su llegada al futbol mexicano, “uno de mis grandes objetivos ha sido defender a mi club, a mis jugadores y a mi afición. Creo que he dado bastantes pruebas de ello. Dicho gesto iba dirigido a un sujeto, directamente y sólo a un sujeto, que al terminar el partido y mientras nos retirábamos del campo hacia el túnel del vestuario, me insultó y amenazó gravemente a mis hijas”.

El entrenador indicó en rueda de prensa que sus hijas tienen 13 y 17 años. “Son dos niñas, y por consiguiente son menores de edad. No hay nada más detestable que un adulto sea capaz de insinuar cualquier tipo de degradación sexual hacia dos menores con la intención de insultar a su padre”, acusó.

Jémez acudió a la conferencia de prensa acompañado de Eduardo de la Torre, director deportivo de Cruz Azul.

Sancionan a Almeyda

La Comisión Disciplinaria también anunció la suspensión, por dos juegos, del entrenador de las Chivas del Guadalajara, el argentino Matías Almeyda, quien fue expulsado en el juego contra Monterrey, el sábado anterior, en partido de la fecha 3 del torneo.

De acuerdo con la Comisión, Almeyda cumplirá un juego de castigo por expulsión y uno más por haber permanecido en la cancha o en los pasillos del estadio de Monterrey.