PGJ de Nuevo León investiga quién vendió pastillas para adelgazar que provocaron la muerte a una mujer

MONTERREY, NL (apro).- La Procuraduría de Justicia de Nuevo León investiga quiénes son los que comercializan las pastillas para adelgazar que provocaron la muerte de Lucero Priscila Garza, quien entró en coma después de ingerir el presunto medicamento.

Bernardo González Garza, procurador estatal, informó que la madre de familia, de 24 años, pereció el sábado en la noche después de permanecer inconsciente durante seis días, tras consumir el producto identificado como Avitia Cobrax.

“Se ha iniciado una carpeta de investigación y aprovecho el espacio con ustedes para preguntar si hay personas que se dediquen a la venta (de estos productos) que están prohibidos por la Ley General de Salud o por la Secretaría de Salud a nivel estatal, y se constituya una conducta delictuosa, tengan la seguridad de que llevaremos a los responsables ante la justicia”, dijo en rueda de prensa.

Dijo que si se detecta que estos productos para adelgazar están fuera de la norma, las autoridades estatales procederán en contra de quienes los comercializan.

Aclaró que hasta ahora se desconoce quienes le vendieron las píldoras reductivas a Garza, aunque los investigadores ya empezaron con el rastreo para ubicarlos.

Luego de dar a luz, Lucero Priscila Garza manifestó inconformidad con su tras el parto, por lo que optó por tomar este medicamento con el que consiguió rebajar hasta seis kilos en un mes.

Posteriormente registró dolores de cabeza, se le detectó un derrame cerebral que la tuvo inconsciente durante días, hasta que pereció el sábado por la noche.

La Comisión Federal para Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) prohibió en el 2014 la comercialización del medicamento que cambió de nombre y siguió comercializándose en internet.